sexomnia-PANAMA

Sexomnia o sonambulismo sexual: el raro trastorno de tener sexo mientras estás dormido

31 julio 2020

El sexo en pareja es genial cuando se está motivado por el acuerdo y el deseo pero cuando lo haces el amor totalmente inconsciente bajo un sueño profundo y no recuerdas nada al día siguiente, resulta un grave problema.

Se trata de un trastorno del sueño poco común conocido como sexomnia o sonambulismo sexual, el cual despierta el deseo sexual en el paciente y lo lleva a tener sexo sin tener idea de lo que está haciendo.

Esta parasomnia es más común en frecuente en hombres que en mujeres en edad joven, sin embargo a ellas también les puede suceder.

Se considera que es un tipo de sonambulismo porque las personas ejecutan diferentes acciones estando totalmente dormidas.

Aunque muchos piensen lo contrario, la sexomnia no tiene nada que ver con sueños eróticos ni fantasías sexuales. En realidad se trata de una patología vinculada al sueño que ocurre durante la fase No REM, o sea, en los primeros ciclos del descanso profundo cuando aun realizamos movimientos conscientes.

 

La parte que no se duerme en el cerebro 

Durante la fase del sueño No REM se activan determinadas áreas corporales, tales como el cerebro o el sistema endocrino. Ya en la fase REM logramos la relajación completa por lo que entramos en inconsciencia respecto a las respuestas corporales.

Los neurólogos explican que en los pacientes son sexomnia las partes del cerebro que se mantienen alerta son las que controlan la visión, el movimiento y la emoción; al tiempo que las zonas encargadas de la memoria, la toma de decisiones y el pensamiento racional aparentemente quedan en el sueño profundo.

Por eso quien tiene este trastorno al igual que quien sufre de sonambulismo, puede caminar, hablar, comer y hasta tener sexo sin tener conciencia de sus actos ni memoria de lo que sucedió.

 

Así es la sexomnia

Lo primero que se debe saber es que puede manifestarse en cualquier fase del sueño.

La sexomnia en hombres se expresa con relaciones sexuales mientras que en las mujeres con masturbaciones compulsivas. Hasta el año 2015 solo se habían documentado 94 casos en todo el mundo.

Los episodios pueden ser muy recurrentes o no. Esto quiere decir que una persona puede experimentar la sexomnia hasta 6 veces en la semana o simplemente una sola vez en la vida.

 

Causas del sonambulismo sexual

Debido a que el número de personas que la padecen a nivel mundial es muy bajo, se considera una enfermedad rara cuyas causas aún se investigan.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud afecta tan solo al 2% de la población mundial. Sin embargo, diversos estudios coinciden en que los episodios de sexomnia se originan por los siguientes factores:

  • Ansiedad y estrés.
  • Falta de sueño.
  • Fatiga.
  • Consumo de alcohol y sustancias estupefacientes.
  • Abuso de ciertos fármacos.
  • Trastornos psicológicos o enfermedades psíquicas sexuales.
  • Trastornos del sueño como: apnea obstructiva del sueño, síndrome de la pierna inquietas.

 

Diagnóstico en pareja

El primer caso de sexsomnia se comprobó hace más de una década con la cooperación de la pareja, quien resulta afectada por la patología de su compañía de cama porque es víctima de una relación sexual inadecuada, indeseada e inconsciente.

Como dijimos en líneas anteriores, los síntomas característicos de este trastorno son la masturbación, los gemidos y las caricias hasta hacer el acto sexual de forma brusca y agresiva.

Por eso los especialistas en trastornos del sueño interrogan al paciente y su pareja, verifican que quien padece el sonambulismo sexual no consuma fármacos o posea condiciones que justifiquen su comportamiento y la ausencia de recuerdos.

También se le realiza una polisomnografía, una prueba que sirve para diagnosticar trastornos del sueño, y que registra la actividad cerebral y los movimientos oculares del paciente dormido.

Este trastorno puede arruinar la vida de una persona porque en cada episodio el paciente olvida su propia orientación sexual, así como los lazos afectivos o familiares de quien duerme a su lado.