somniloquia-PANAMA

¿Por qué cuando dormimos hablamos en voz alta?

9 abril 2021

Todos hemos hablado dormidos al menos una vez en la vida sin que esto signifique un problema de salud. De hecho hay compañeros de cama que suelen hacerlo con mayor frecuencia.

A este trastorno del sueño se le llama somniloquia que consiste en la capacidad de tener “conversaciones” cuando estamos durmiendo.

La somniloquia no se trata en sí de una conversación, sino de la expresión de frases u oraciones inconsciente que se emiten durante unos segundos, antes de entrar en la fase de sueño profundo. Sin embargo, algunos investigadores indican que puede producirse en cualquiera de las fases.

Por ello la ciencia aun no ha logrado determinar si este trastorno está relacionado con alguna acción concreta del cerebro, que en teoría no detiene su actividad durante el sueño.

Una de las explicaciones de la ciencia respecto a la somniloquia  es que durante la fase REM del sueño la actividad es muy intensa, entonces se establecen una serie de imágenes oníricas transitorias, a través de las cuales las cuerdas vocales reciben la orden proveniente del cerebro de expresarse en voz alta lo que está ocurriendo en el sueño en cuestión. Evidentemente esto no le sucede a todo el mundo, sino a personas con una actividad cerebral más intensa que tienen la capacidad puntual de hablar mientras están dormidos.

Es común que parte de sus expresiones tengan que ver con alguna experiencia o situación vivida durante el día, pero al despertar no recuerdan en absoluto qué dijeron cuando estaban dormidos.

Según los expertos en trastornos del sueño, con frecuencia las personas que tienen somniloquia suelen tener algún antecedente dentro de la historia familiar, por lo que no se descarta que haya un factor genético que determine esta parasomnia inofensiva, pues no es una enfermedad y tienden a desaparecer con el tiempo.

En el caso de los adultos, la aparición de esta condición puede vincularse a otros trastornos del sueño como el sonambulismo, los terrores nocturnos o el síndrome de apnea-hipopnea.

Los hábitos de vida de la persona igualmente influyen en la aparición de la somniloquia. Se destacan en esta lista el consumo de alcohol o sustancias estupefacientes, deficiencia en el descanso, estrés mental, ansiedad, depresión, malos hábitos alimenticios, dormir expuestos a dispositivos electrónicos.

La aparición de este trastorno del sueño en la edad adulta también puede considerarse un síntoma de algún otro padecimiento de salud, por eso es tan importante detectarlo a tiempo y ponerse en manos de un especialista para determinar las causas y trabajar en la higiene del sueño.

Por no tratarse de una enfermedad, se considera inofensiva y hasta ahora no se ha planteado tratamiento específico para la somniloquia, no obstante, no se debe desestimar.