depresion-PANAMA

Personas que sufren de insomnio tienen mayor predisposición a trastornos depresivos

27 diciembre 2019

Algunas hipersomnias como la narcolepsia también están relacionadas con la depresión

Seguramente has escuchado que el insomnio u otros trastornos del sueño desestabilizan el estado de ánimo y que la depresión provoca baja calidad del sueño.

La verdad es que ambas condiciones están vinculadas de forma bidireccional debido a que los trastornos del sueño representan un factor de riesgo para que se produzcan trastornos depresivos y éstos a su vez conllevan a alteraciones secundarias del sueño.

Todos los pacientes con trastornos de depresión primario no relacionados a otra enfermedad presentan una estructura de sueño diferente al de personas sanas. Hay una reducción en las ondas lentas del sueño, varía la densidad y la latencia del sueño REM.

Según la Organización Mundial de la Salud existen más de 300 millones de personas afectadas por la depresión y casi 50% de la población adulta sufre de algún trastorno del sueño en un momento de su vida. En su mayoría son mujeres adultas las que entran dentro de esta estadística.

La especialista en alteraciones del sueño Celia García Malo explica que los pacientes diagnosticados con hipersomnias como la narcolepsia o la hipersomnia idiopática no atribuibles a ninguna dificultad del sueño nocturno ni a cambios en el ritmo circardiano,  tienden a presentar síntomas de trastornos depresivos.

No obstante, las personas que sufren de insomnio pero no manifiestan estados depresivos, tienen un riesgo doblemente mayor de desarrollarlos.

El insomnio es entonces un trastorno del sueño altamente predisponente para la depresión al tiempo que diversos estudios han demostrado que los pacientes con trastornos depresivos sufren de insomnio, lo cual afecta su recuperación.

Señala la experta que dependiendo de la persona, el trastorno depresivo específico que padece y la severidad del mismo podrán variar sus síntomas respecto al sueño.

 

Cuando la depresión se convierte en un problema psiquiátrico

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad por lo que contribuye de forma significativa a la carga mundial de morbilidad y al igual que los trastornos del sueño, afecta a más mujeres que hombres.

Con el oportuno tratamiento médico los pacientes que presentan trastornos depresivos logran controlar la condición, pero cuando la sintomatología se vuelve permanente la depresión se convierte en un problema psiquiátrico que debe atenderse como tal.

“Las investigaciones confirman mejoras en los síntomas depresivos, estados de ánimo e insomnio al cumplir control psiquiátrico farmacológico y terapia cognitivo conductual centrada en el insomnio” señala la doctora García Malo.

La especialista recomienda estar atentos a síntomas propios de la depresión como sensación de tristeza, irritabilidad y  cambios somáticos y cognitivos. Atendidos de forma oportuna por médicos especialistas se pueden controlar.

Además sugiere las siguientes ciertas acciones para mejorar la calidad del sueño a pesar de la depresión:

  • Hacer ejercicios durante la mañana o la tarde.
  • Evitar la ingesta de estimulantes como café, té, gaseosas, mate, bebidas energéticas y/o alcohólicas.
  • Realizar una actividad relajante antes de ir a dormir.
  • Tomar conciencia de los pensamientos disfuncionales respecto al sueño.

Sin duda lograr un sueño profundo y reparador contribuye a minimizar los síntomas de la depresión y mejorar la calidad de vida de estos pacientes.