gluten-PANAMA

Pacientes con celiaquía tienen más problemas de sueño

14 mayo 2021

El organismo requiere consumir todos los grupos de alimentos en la dieta diaria, mucho mejor si la combinación de los mismo se hace bajo la recomendación de un especialista en nutrición, pues cada persona tiene necesidades específicas.

Para las personas celíacas así como a quienes han sido diagnosticados con Trastornos del Espectro del Autismo, los alimentos que contienen gluten afectan de manera negativa su condición y sus patrones de sueño. Además de ellos, hay personas que sin tener ninguna de estas condiciones igualmente son intolerantes al gluten.

La celiaquía es una enfermedad identificada por la reacción inmunológica al consumo de alimentos ricos en gluten, principalmente las harinas. Pasado el tiempo, esta constante reacción genera una inflamación y daña progresivamente el intestino delgado, que es incapaz de procesar el trigo, el centeno y la cebada, al tiempo que no absorbe ciertos nutrientes.

Al gluten se le considera el responsable de la aparición de determinados procesos inflamatorios neurológicos que pueden dañar el cerebro, así como de trastornos del sueño, entre ellos el insomnio, dificultad para conciliar el sueño, mantenerse dormidos toda la noche o sentir la necesidad de dormir hasta 16 horas para ganar descanso.

Es propio de la celiaquía generar un proceso inflamatorio crónico en los nervios periféricos hasta llegar a dañar el cerebro si no se atiende a tiempo.

Asimismo, representa uno de los factores de predisposición al desarrollo de trastornos respiratorios mientras se está dormido, insomnio, mala calidad del sueño y fatiga abrumadora.

Algunos investigadores consideran que estos problemas de sueño en casos de celiaquía, responden a la pérdida de nutrientes que no el intestino delgado no logra absorber, sin embargo, aun adoptando la dieta libre de gluten, continúan teniendo dificultad para dormir con calidad.

Todos los celíacos tienen peor calidad de sueño con relación al resto de las personas, y esto también afecta su propia condición.

Otro de los síntomas de la celiaquía es el desarrollo de fatiga adrenal,  proceso donde las glándulas suprarrenales, las cuales juegan un papel importante en el sueño, se fatigan de tal manera que se vuelven incapaces de producir suficientes hormonas para manejar el estrés del cuerpo, haciendo imposible que éste se sienta cómodo para dormir.

Aún algunos médicos debaten si lo más recomendable para todos es evitar el gluten en la dieta diaria, pues hasta el momento no hay evidencia científica que determine de manera definitiva que la supresión del gluten incide directamente en la mejoría de la higiene del sueño.

No obstante, en el caso de personas con intolerancia al gluten, celíacas, con TEA o no sin duda deben someterse a la dieta gluten free para sentirse mejor en general.

Preguntar sobre los patrones de sueño debe formar parte del diagnóstico en pacientes con celiaquía y viceversa. En estos casos será el profesional médico quien indique si requiere mejorar sus hábitos dentro de la higiene del sueño o incorporar suplementos de vitamina B12 u hormonas para controlar el estrés.