Somnifobia-PANAMA

¿Miedo a dormir? Una de las fobias menos comunes y discapacitantes

11 diciembre 2020

Desde el punto de vista biológico las fobias en cierto modo son útiles para la supervivencia de los seres humanos. Sin embargo, cuando chocan con funciones vitales como el sueño, resulta un peligro para la salud vital del paciente.

La somnifobia es un tipo de insomnio y al mismo tiempo un trastorno de ansiedad que le impide a la persona dormir por temor a perder la vida entre otras amenazas.

Como la mayoría de las fobias, los somnifóbicos están conscientes de su padecimiento pero se sienten incapaces de vencer el temor. En consecuencia sufren continuas noches de vigilia deteriorando su salud mental, emocional y física.

Los pacientes que padecen esta fobia manifiestan miedo a simplemente reposar en la cama o a dormirse en cualquier contexto u horario.

Este trastorno también se conocer con otros nombres:

  • Hipnofobia
  • Clinofobia
  • Oneirofobia

 

Así se sienten estos pacientes

El hecho de no dormir sumado al temor que supone este trastorno deriva en una larga lista de síntomas:

  • Respiran de forma entrecortada
  • Sudan constantemente
  • Les falta el aire o hiperventila
  • Su sistema inmunológico es débil
  • Suelen experimentar cambios de humor repentinos
  • Están excesivamente cansados durante el día
  • Tienen dificultad para estar concentrados y atentos
  • Los niveles de ansiedad y pánico están en altos niveles por lo general
  • Los que logran dormirse se levantan exaltados varias veces durante la noche.
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Tensión muscular

 

Se desconocen las causas

La somnifobia no es de las más comunes que se conoce, por eso hasta el momento se desconoce el origen preciso.

No obstante, los especialistas advierten que detrás de esta fobia pueden haber episodios o experiencias traumáticas, algún trastorno de ansiedad o depresión no atendido e incluso otros padecimientos como terrores nocturnos, bruxismo, síndrome de las piernas inquietas, algún tipo de trastorno de la respiración en el sueño.

La fobia a dormir puede aparecer en cualquier edad, pero los pacientes generalmente son hombres y mujeres adultos. El abordaje terapéutico es muy individual.

 

Dormir sin miedo

El insomnio no controlado bajo estado de ansiedad es un peligro vital para el paciente, por lo que es imprescindible que se someta de forma oportuna a una evaluación médica que permita encontrar el origen de la fobia.

Desde el punto de vista psicológico las raíces del miedo están en los patrones de pensamiento, así que este será el foco de atención para combatir la fobia a dormir si así lo determina el diagnóstico particular de cada paciente.

Es importante aclarar que el insomnio como tal puede ser tanto la causa  como la consecuencia de esta fobia.