Los-Ronquidos-el-mal-de-uno-que-afecta-a-todos-PANAMA

Los Ronquidos: el mal de uno que afecta a todos

12 julio 2021

Los ronquidos son consecuencia del aleteo de los tejidos blandos en la garganta, sobre todo los del velo del paladar (la parte posterior del paladar). El hecho de que no se ronque cuando se está despierto sugiere que la causa del ronquido estriba en parte en la relajación de los músculos durante el sueño. Se cree que dicha relajación disminuye la rigidez del tejido, haciéndolo más propenso al aleteo (de igual modo que una bandera de tela ondea más al viento que una bandera equivalente de metal). Además, la relajación del tejido estrecha las vías respiratorias altas, aumentando la tendencia al aleteo.

Como definición el ronquido es un sonido ronco producido en la nariz y la garganta durante el sueño. Es muy frecuente y se va haciendo aún más a medida que se envejece. Estudios afirman que alrededor del 57% de los hombres y el 40% de las mujeres roncan. Sin embargo, lo que se califica como ronquido depende de la persona que lo escucha, y lo alto que una persona ronca y cuánto ronca varían de una noche a otra. Por lo tanto, el porcentaje de personas que roncan es solo una estimación.

Además de interrumpir el sueño de quien duerme contigo, si los ronquidos están asociados con la apnea obstructiva del sueño, puedes correr el riesgo de sufrir otras complicaciones. Por lo que podemos afirmar que los ronquidos habituales pueden ser más que una simple molestia, estos pueden llegar a ser la causa frecuente de un mal dormir.

En muy pocos casos el ronquido es ligero, normalmente suele ser notable y a veces es lo suficientemente fuerte para ser escuchado desde otra habitación. Las personas que roncan difícilmente saben que lo hacen a menos que otra persona se lo diga. Sin embargo, en casos, algunas personas pueden escuchar su ronquido cuando se despiertan.

El ronquido suele molestar solo a otras personas, por lo general un compañero de cama o de habitación que intenta dormir. Es por ello que podemos decir que representa una causa externa que podría perjudicar el buen dormir de otros, en este caso de la persona, o las personas que duermen a tu lado.

Para el tratamiento de esta afectación, es importante que primero veas a tu médico de cabecera o a un profesional de la salud general. Sin embargo, es posible que después te remitan a un médico que se especialice en el tratamiento de los trastornos del sueño.

Existen diferentes tratamientos médicos que se ponen en práctica para evitar el ronquido, todos ellos se realizan previa evaluación de un especialista, aunque debido a lo común de esta molestia al momento de descansar se pueden tomar en cuenta algunas consideraciones con efectividad comprobada, entre las que destacan:

  • Bajar de peso
  • Evitar el consumo de alcohol cuando se acerca la hora de dormir
  • Tratar la congestión nasal
  • Evitar la falta de sueño
  • Evitar dormir boca arriba

 

El ronquido puede tener consecuencias sociales importantes. Con frecuencia causa estrés entre la persona que ronca y el compañero de cama o los compañeros de habitación.

Si estás padeciendo de este trastorno, el Instituto Europeo del Sueño tiene especialistas que pueden ayudarte a identificar la causa y a brindarte un tratamiento adecuado. ¡Contáctanos para ayudarte!