alimentacion-y-sueno-PANAMA

Lo que comes es clave para la calidad de tu sueño

2 abril 2021

Incorpora en tu dieta alimentos ricos en  triptófano, melatonina y serotonina.

Es normal que cuando comemos demasiada grasa, carbohidratos o preparaciones muy condimentadas pasemos una noche pesada con síntomas de gastritis, ardor de estómago, gases, úlcera de estómago, digestiones pesadas. Los horarios de la cena también influyen en este comportamiento.

Una alimentación saludable y el buen dormir son necesarios para tener mejor calidad de vida. Se trata de establecer hábitos que nos permitan consumir alimentos que nos aporten  nutrientes y favorezcan la higiene del sueño.

Los alimentos son un eje fundamental para la prevención de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial y los trastornos del sueño.

Hay una razón por la que determinadas comidas no nos permiten conciliar o mantener el sueño en las noches, mientras otras nos hacen dormir como un bebé. El secreto está en tres componentes claves presentes en algunos alimentos que están directamente relacionados con el sueño: el triptófano, la serotonina y la melatonina.

El triptófano es un aminoácido esencial que nuestro cuerpo no lo fabrica de manera natural así que sólo se puede obtener por la ingesta de los alimentos. Este aminoácido permite al organismo obtener serotonina (la hormona de la felicidad), cuya función es modular el estado de ánimo, regular el apetito, la digestión y el comportamiento del sueño.

Parte de esa serotonina se transforma en melatonina, hormona que igualmente favorece el sueño.

Todas estas sustancias además otros componentes pro sueño como los hidratos de carbono, vitamina D, magnesio y ácidos  grasos omega 3 los podemos hallar en muchos alimentos que debemos incorporar a la dieta diaria.

 

Come mejor y verás el cambio

Mejorar tus patrones de sueño depende en gran medida de tu alimentación diaria. Recuerda que durante la noche el organismo toma ese insumo para el proceso de regeneración y restauración, así que mientras mejor sea la calidad del combustible alimenticio que le procuramos, estaremos optimizando la función de dormir.

Cuando vayas a hacer compras piensa en cómo quieres dormir y procurar agregar a tu carrito  los siguientes productos:

  • Productos lácteos especialmente leche que son ricos en triptófano. Si te cuesta conciliar el sueño puedes tomar un vaso de leche tibia para relajarte y facilitar el descanso.
  • Carne de pollo o pavo también tienen un alto contenido de triptófano.
  • Frutos secos que son alimentos que ofrecen un importante aporte de melatonina, ideal para garantizar el descanso nocturno.
  • Frutas como los plátanos y el kiwi antes de dormir nos nutren de triptófano, melatonina, magnesio y serotonina.
  • Los cereales son excelentes aliados del sueño por ser fuente de hidratos de carbono que además ayudan a aumentar la cantidad de triptófano obtenido de otros alimentos. Algunos cereales como la avena y el arroz aportan melatonina.
  • Atún y salmón son pescados con un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y vitamina D  que ayudan a dormir mejor.
  • Infusiones en lugar de gaseosas o bebidas con cafeína son ideales para relajarnos antes de ir a la cama.

 

Cada vez que te alimentes recuerda que estás preparando tu cuerpo para dormir en la noche, por eso lo ideal es nutrirlo  adecuadamente, respetar las horas de sueño y descansar placenteramente.