teletrabajo-Panama

Insomnio: uno de los problemas que surgen con el teletrabajo

23 abril 2021

Aquellos que están trabajando desde casa a raíz de la pandemia están sumando a la lista de insomnes.

Dejamos de ir a las escuelas y a las oficinas para continuar nuestras actividades desde casa. Allí se impuso el teletrabajo y la educación online. Esta dinámica tiene sus ventajas según sea el tipo de trabajo y el estilo de vida del trabajador.

El teletrabajo te permite cumplir las tareas bajo un horario flexible, posiblemente en un espacio más amigable que la oficina, implica un ahorro en gastos y la posibilidad de compartir mayor tiempo con la familia.

Sin embargo, esta dinámica laboral también representa hoy en día un factor de riesgo de insomnio, pues se ha determinado que el trabajo en casa conlleva a dormir peor. Esto quiere decir que los teletrabajadores están experimentando dificultad para conciliar el sueño y cuando lo logran suele ser fragmentado y de menor calidad.

 

Descontrol en el sistema circadiano

Los especialistas del Instituto Europeo del Sueño han  destacado que los problemas de insomnio a propósito de trabajar desde el hogar ha aumentado y este comportamiento mucho tiene que ver con la alteración del ritmo circadiano y los hábitos que se han adquirido durante la pandemia.

El regular funcionamiento del sistema circadiano es determinante en la calidad del sueño. Dentro del mismo se distinguen tres relojes que deben estar en sincronía.

El genético está marcado por los horarios de referencia, el ambiental que nos hace dormir según la exposición o no a la luz solar del día, y el social que se determina por las relaciones con el entorno.

Tomando en cuenta esto seguramente notarás que en los últimos meses cualquiera de los tres y varios de ellos están fuera de orden.

 

Tu oficina ahora está en casa

La flexibilidad de trabajar desde casa puede implicar la aparición de dificultades para dormir o mantener un sueño reparador.

Cada actividad que realizamos desde que nos despertamos hasta la noche, influye a la hora de dormir.

Para que tu cuerpo y tu cerebro entiendan que hay horas para levantarse, alimentarse, trabajar, distraerse y dormir es necesario cumplir una rutina respetando el horario establecido.

Con el teletrabajo tendemos a ser más laxos en las horas de actividad, así que nos permitimos levantarnos más tarde de lo habitual. Entonces lo primero a corregir es esto, procurando levantarnos como si fuésemos a la oficina.

Evita por todos los medios trabajar dentro de la cama, es importante no quedarse en pijamas ni comer frente al ordenador, porque tenemos que diferenciar el tiempo que empleamos para trabajar y descansar.

Las breves pausas mientras trabajamos  podemos aprovecharlas para exponernos unos minutos al sol, descansar la vista de la pantalla y darle movimiento al cuerpo.

Como en la oficina, el trabajo cubre un lapso de tiempo en el día, así que cumplida la misión es mejor no quedarnos pegados al dispositivo, y en su lugar hacer alguna actividad que nos ayude a despejar la mente. Puede ser una práctica física, meditación, jugar con los niños o simplemente tomarse un té o café escuchando música, leyendo un libro e incluso conversando con tus familiares o vecinos.

La desconexión de los dispositivos electrónicos horas antes de irnos a dormir es fundamental para contrarrestar los efectos negativos que tiene la exposición a la luz azul sobre la segregación de melatonina durante la noche.

Otro factor que va de la mano con el insomnio por teletrabajo es la ansiedad, por lo que la recomendación de los expertos es buscar las alternativas para que el trabajar desde casa no se convierta en una tortura que nos mantenga en vigilia durante la noche.

Tomar el control sobre nuestros hábitos si hay insomnio por teletrabajo es la decisión más saludable que debemos tomar en estos tiempos.