Dormir-bien-para-un-embarazo-mas-feliz-PANAMA

Dormir bien para un embarazo más feliz

30 agosto 2021

El embarazo es una de las experiencias más bonitas por la que pasa una mujer en su vida, aunque, no se puede negar que tantos cambios en su cuerpo pueden convertirlo en una etapa un poco incómoda.

Entre esos  cambios que se hacen notar desde los primeros meses de gestación, está las variaciones en el sueño y descanso. Al principio es normal sentirte constantemente somnolienta (y que te quedes dormida en cualquier momento y lugar). Esto ocurre porque la hormona progesterona aumenta sus niveles durante esta etapa y produce un efecto sedante sobre tu cerebro.

Sin embargo, cuando avanza la gestación y, sobre todo a partir del tercer trimestre, aunque la embarazada se sigue sintiendo cansada, es probable que le empiece a costar conciliar el sueño e incluso es posible que sufra episodios de insomnio.

Las causas del insomnio o las dificultades para conciliar el sueño radican en los cambios físicos y hormonales que está experimentando el cuerpo que a su vez derivan de elementos como necesidad de orinar con mayor frecuencia, aumento del ritmo cardíaco,  falta de aire Calambres en las piernas, dolor de espalda y  acidez y estreñimiento entre otras.

Por lo general, saber qué es lo que más afecta tu sueño permite trabajar para reducir eso. Realizar un proceso gradual, en lugar de cambiar todos los elementos de tu embarazo de una vez, puede permitir que tu cuerpo se adapte a un patrón de sueño diferente, teniendo en cuenta que éste cambia cada trimestre.

Dada la importancia de la calidad y cantidad de sueño durante el embarazo que ha sido demostrada en múltiples investigaciones y pruebas siempre se deberá tomar en cuenta algunos consejos que mejorarán sus probabilidades de lograr una buena noche de sueño:

– Trate de ir a la cama y despertarse a la misma hora todos los días.

– Evite beber mucho líquido o ingerir una gran comida unas horas antes de irse a la cama. Algunas mujeres descubren que les ayuda el hecho de consumir un buen desayuno y almuerzo, y luego hacer una cena más pequeña.

– Evite hacer ejercicio justo antes de irse a la cama.

– Elimine o reduzca las bebidas como gaseosas, café y té. Estas bebidas contienen cafeína y dificultan el sueño.

– Si las náuseas la mantienen despierta, coma algunas galletas antes de irse a la cama.

– Tome siestas cortas durante el día para compensar el sueño perdido durante la noche.

– Haga algo para relajarse antes de irse a la cama. Pruebe tomando un baño tibio de 15 minutos o beber algo caliente y sin cafeína como la leche.

 

Recuerda siempre que durante el embarazo, tu cuerpo está haciendo un gran esfuerzo, sufre muchos cambios y está constantemente adaptándose a ellos. Necesita el descanso para reponerse y este se logra con una excelente calidad y cantidad de sueño.