Piel-y-sueno-PANAMA

Dormir 8 horas es un ritual obligatorio para cuidar la piel

18 diciembre 2020

La piel es el órgano más extenso del cuerpo cuya función durante el día es protegernos y de noche renovarse para mantenerse saludable.

Dormir de manera profunda durante las horas necesarias contribuye a la vitalidad de la piel, pues en esta fase del día el organismo se ajusta biológicamente para reparar los daños que causan los estímulos del día a día.

 

Sueño y piel

El ritmo circadiano juega un importante papel en las diferentes funciones biológicas regenerativas del cuerpo. El organismo cumple un ciclo vital de día y otro de noche para mantener el equilibrio.

Mientras realizamos las actividades del día, las células de la piel actúan en defensa a los ataques del medio ambiente, la exposición a los rayos UV y el daño de los radicales libres.

Ya en la noche, al cambiar el ritmo circadiano el cuerpo cambia a modo regeneración activa, listo para reparar todos estos por medio de la producción de sustancias que protegen y renuevan. Entre la media noche y las 4 de la mañana el flujo sanguíneo aumenta, lo cual beneficia los cambios celulares y la misma regeneración de la piel.

El buen dormir estimula la liberación de la melatonina que además tiene altas propiedades antioxidantes y por ende antienvejecimiento.

Igualmente se libera la hormona del crecimiento humano que aumenta la masa muscular así como la tonicidad de la piel.

 

Cuidados nocturnos

Como hemos dicho, de día la piel está en modo PROTECCIÓN y en la noche pasa a modo RENOVACIÓN y este proceso es ideal para aplicar los cuidados externos necesarios para que se nutra e hidrate.

A estas horas la piel es mucho más permeable, lo que provoca pérdida de agua pero al mismo tiempo, entra en el estado perfecto para aprovechar los productos tópicos que deseas usar para su cuidado.

Dormir y cuidar la piel es un manual de belleza y salud que te aconsejamos seguir:

  • Duerme entre 6 y 8 diarias de forma profunda.
  • Evita mantener encendido el televisor u otros agentes perturbadores del sueño para que se segregue la melatonina necesaria en la noche
  • Cumple una rutina de limpieza según tu tipo de piel facial para que los poros hagan la depuración.
  • Aprovecha la noche para aplicar productos hidratantes que se absorben mejor en esta fase del día.
  • Practica alguna actividad relajante antes de irte a la cama, tu piel lo agradecerá.

Cada uno de los procesos reparadores de la piel mientras gozamos del sueño profundo se ve optimizado adicionando un estilo de vida rico en una alimentación balanceada, la práctica de ejercicios físicos y la ingesta de abundante agua.

Dormir contribuye a la relajación muscular, elimina las contracciones musculares, permite el correcto ciclo hormonal y renueva la actividad celular a favor de la piel.