clases-PANAMA

De vuelta a clases ¿Cómo hacer que los niños vuelvan a dormir temprano?

3 enero 2020

Retomar la rutina de levantarse a primera hora requiere de algunas estrategias que garanticen el sueño saludable y reparador de los pequeños 

Terminan las fiestas de diciembre y es hora de regresar a las rutinas diarias de escuela y trabajo. Niños y adultos tienen que volver a los hábitos de dormir temprano para despertar a tiempo en la mañana y esto suele resultar tedioso y desagradable.

Lo primero es saber cuál es nuestro patrón de sueño ya que para algunas personas es suficiente dormir entre 6-7 horas mientras que otras requieren un patrón más largo de 8-9 horas para sentirse descansados.

Parte de la diversión en vacaciones es que no estamos ajustados al reloj e incluso los niños pequeños disfrutan irse a la cama más tarde. Los adultos tienen más capacidad que los niños de sobreponerse a los trasnochos y retomar la rutina de horarios, por lo que es mejor tomar medidas.

“Durante la primera semana de la vuelta a clases será más difícil no estar somnoliento, despistado o de mal humor, pero gestionando bien los horarios y los tiempos, en pocos días todo vuelve a la normalidad” comenta la especialista en trastornos del sueño Celia García Malo.

La doctora asegura que retomar la rutina para disfrutar de un sueño reparador es una tarea gradual y necesaria tanto para niños como para adultos.

Esto es lo que la especialista recomienda hacer para empezar este nuevo año con energía renovada e higiene del sueño.

En los últimos días de vacaciones papá y mamá pueden empezar a llevar a sus pequeños a la cama más temprano para que retomen progresivamente sus hábitos saludables de sueño antes del regreso a la escuela.

Hasta que los niños recuperen la normalidad en sus horas de sueño es bueno que hagan siestas entre una hora y media y dos horas antes de las 3 de la tarde.

En las noches evitemos que los niños realicen actividades excitantes como deportes intensos o jugar video juegos. Optemos por alternativas más relajantes como leer un cuento.

¡Acondicionar su habitación es muy importante para que duerma a tiempo y sin distracciones! Mejor es sacar los juguetes de la sala, apagar el televisor, usar una lámpara de luz tenue y cuidar que la temperatura sea la adecuada.

Lo que comen en la cena influye a la hora de dormir, por tanto evitemos darles alimentos ricos en azúcar y grasa.

Levantarse en las mañanas después de vacaciones sin duda nos dará mucho trabajo. Los padres deben prepararse para enfrentar rabietas, mal humor, llanto y negación por parte de sus niños; así que lo mejor es que cada uno aplique la forma más agradable y amorosa de levantarlos para minimizar estas reacciones. La doctora opina que es mejor levantarse de inmediato y no apelar a los 5 minutos extras.

Como cada niño responde de forma diferente a estos cambios es bueno hablarles sobre la importancia de que duerman las horas necesarias para su correcto desarrollo y que el descanso les ayudará a tener un gran día, con el paso de los días todo habrá vuelto a la normalidad. ¡Feliz retorno a clases!