TEA-PANAMA

¿Cómo ayudar a los niños con autismo a dormir mejor?

6 diciembre 2019

Los niños con la condición de autismo tienden a presentar trastornos del sueño, afectando así su desarrollo neurológico y en algunos casos su calidad de vida.

Las personas con Trastorno de Espectro Autista suelen tener dificultades para dormir. Iniciar y mantener el sueño profundo puede resultar un verdadero problema pues durante la noche experimentan despertares de recurrentes o precoz.

Según la neuróloga Celia García Malo generalmente existe una predisposición genética a trastornos del sueño en el caso de pacientes con TEA. Estos se pueden ver afectados además por malos hábitos o conductas aprendidas.

“La parte genética no se puede modificar, en cambio la conductual sí es moldeable” aclara la especialista.

En su criterio todos los hábitos del sueño deben ser analizados por los mismos padres para aplicar las correcciones necesarias.

 

Trastornos del neurodesarrollo

La hormona del crecimiento es fabricada fundamentalmente mientras dormimos, esta es una de las razones por las que el sueño es un pilar muy importante en el adecuado neurodesarrollo de los niños.

Por esa razón el sueño se relaciona también con la consolidación de capacidades intelectuales, aprendizaje, plasticidad y maduración cerebral, atención, concentración y memoria.

En el caso de los niños TEA presentan déficit en las áreas de comunicación y del comportamiento social, conductas que si bien  se pueden mejorar a través de terapias, son propios de la condición.

La doctora Celia García Malo explica que desde el vientre de la madre los seres humanos experimentamos períodos alternantes de sueño-vigilia.

Sabemos que la fase REM corresponde al sueño de mejor calidad y en los recién nacidos  casi la mitad del sueño total se pasa en fase REM. Sin embargo, esta fase sufre significativas variaciones a lo largo de la vida y más aún si son niños con condición neurológica.

Estudios preliminares indican que entre 44-83% de los pacientes con TEA van a tener algún trastorno del sueño, influenciado por otras alteraciones relacionadas con esta misma condición.

 

Alteraciones del sueño en niños con TEA

Para la especialista los trastornos del sueño pueden ser diferentes dependiendo de la edad del sujeto.

“En la primera infancia pueden aparecer trastornos de tipo parasomnia como los terrores nocturnos y años después pueden darse episodios de sonambulismo entre otros”, indica.

El acompañamiento del equipo médico para atender esta alteración en niños con autismo es crucial.

 

Dormir es una necesidad

El sueño es un aliado del mejor desempeño del neurodesarrollo. Un niño que no duerme suficiente o que no tiene sueño reparador sin duda presentará problemas de memoria, concentración y humor durante el día.

“Muchas veces el número de horas de sueño puede ser el adecuado para su edad mas no así la calidad y esto también afecta”, dice.

 

Recomendaciones 

La Dra. Celia García Malo sugiere una lista de acciones a realizar para mejorar la calidad del sueño en estos pacientes:

  • Si muestra algo de ansiedad antes de dormir es bueno acompañarlo.
  • Establece una rutina relajante antes de dormir como disfrutar de un baño, leer un cuento, aplicar un masaje.
  • Evitar actividades estimulantes antes de ir a la cama.
  • Eliminar el uso de dispositivos electrónicos a esta hora.
  • Acondicionar la habitación para que sea confortable y adecuada para un sueño reparador.
  • Dale instrucciones claras como que es la hora de descansar y dormir después de la rutina. Sé firme al respecto.

Darle solidez a estos hábitos puede ser una tarea larga y en ocasiones agotadora para los padres, pero con la ayuda de terapias especializadas y la constancia es posible que los niños con TEA duerman mejor.