adictos-a-los-videojuegos-PANAMA

Adictos a los videojuegos duermen muy mal

4 octubre 2019

Usar dispositivos electrónicos antes de dormir se ha convertido no sólo en una práctica habitual sino en una de las principales causas de trastornos de sueño en niños, adolescentes y adultos.

La Organización Mundial de la Salud declaró que esta adicción sin duda es una enfermedad que se clasifica dentro de los trastornos mentales como “Trastorno por videojuegos” o gaming disorder.

Así fue agregada en el año 2018 en la lista de Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

Los trastornos del sueño más frecuentes provocados por la adicción a videos juegos así como por el uso de equipos electrónicos como la televisión, teléfonos móviles, tablets y/o computadoras son los siguientes:

 

-Insomnio.

-Irritabilidad.

-Períodos de somnolencia.

-Episodios depresivos.

-Deficiencia en el desempeño diario de tareas.

-Bajo rendimiento escolar en el caso de los niños y adolescentes.

-Dificultad para disfrutar el descanso.

-Problemas de crecimiento y desarrollo en los más pequeños.

-Enajenación.

-Pérdida de interés en otras actividades y su entorno.

-Ausencia de socialización y de aprendizaje.

-Alteración en los hábitos alimenticios.

-Sedentarismo.

 

Estos problemas motivan la consulta médica recurrente en las clínicas del sueño, porque quienes los sufren necesitan buscar una solución a las múltiples alteraciones físicas, emocionales y sociales que les causa esta adicción.

 

¿Cómo identificar a un video jugador adicto?

Según la OMS, existen tres síntomas claves que invitan a encender las alarmas para determinar cuándo una persona está sufriendo del Trastorno por Videojuegos:

1- Pierde el control sobre el juego

Cuando el jugador no es capaz de controlar su conducta y sus emociones mientras juega, no es buena señal. Adicionalmente se le hace casi imposible limitar la cantidad de horas que pasa desempeñando esta actividad y la frecuencia.

2- Prioriza el juego por encima de cualquier otra actividad

Definitivamente es una persona adicta, porque impone el juego sobre el resto de los intereses y actividades diarias de su vida.

3- Continuación o aumento del juego

Sin importarle que su comportamiento le está afectando de forma negativa, continúa jugando y aumenta la frecuencia y la cantidad de tiempo en sus sesiones.

 

Recomendaciones

Especialmente los adolescentes son adictos al gaming nocturno, porque su programación biológica hace que prefieran trasnochar y levantarse más tarde, sin embargo, es también sinónimo de una peor calidad del sueño.

Lo recomendable es jugar máximo una hora durante el día, mas no en la noche, pues estos videojuegos son estimulantes de la actividad cerebral y en la noche lo que se necesita es conciliar un sueño profundo.

También es importante seleccionar los tipos de videojuegos que se utilizan, debido a que los de contenido violento tienden a ocasionar pesadillas que afectan la calidad de sueño.

La luz que emiten los videojuegos y dispositivos móviles pone en marcha el estado de vigilia y estimula la actividad física, retrasando igualmente la hora de descanso.

Si bien jugar con moderación algunos videojuegos puede aportar beneficios cognitivos, fortalecimiento de la memoria, mayor concentración y formación de conexiones neuronales, el abuso de exposición a estos equipos no es tan favorable.

Para establecer un diagnóstico serio en base a los tres criterios indicados por la OMS, el patrón de conducta del video jugador debe ser lo suficientemente severo y sostenido durante al menos 12 meses continuos, como para afectar su vida personal y social.

Leave a Reply